Térraba Sierpe y Golfo Dulce

Osa Region, Costa Rica

Ficha técnica del estudio de caso Térraba Sierpe & Golfo Dulce Osa region disponible en PDF

Índice
Acerca de la región
La estrategia de solución
Estructura ECOTICOS
Estructura MANGLE-BENIN

Los humedales son un componente importante de los ecosistemas de Costa Rica, debido a sus importantes contribuciones de servicios ambientales. Estos incluyen los servicios que son cruciales para la adaptación al cambio climático y para cumplir con las metas del país de neutralidad de carbono. Sin embargo, su protección ha sido reconocida por su Ministro de Medio Ambiente como una de las áreas de “la política de azul”, donde el país tiene que mejorar.

Acerca de la región ARRIBA
El Térraba-Sierpe y las regiones del Golfo Dulce son parte del Área de Conservación Osa (ACOSA) en la región del Pacífico Sur de Costa Rica. Como la costa del Pacífico es una región popular para el turismo de masas, la región de Osa está cada vez más bajo la presión del desarrollo de infraestructura de bienes raíces y desarrollo turístico. El gobierno planea construir una de las mayores represas hidroeléctricas en América Central aguas arriba del humedal Térraba-Sierpe y un aeropuerto internacional para fortalecer el turismo y el desarrollo de bienes raíces. Aún y cuando están jurídicamente protegidos, los humedales no han sido adecuadamente conservados en Costa Rica. Ellos han carecido de directrices de manejo y de financiación para una efectiva conservación estatal. Su condición de propiedad pública impide incrementar los esfuerzos de conservación a través de mecanismos de mercado normales. El principal reto que se plantea es orientar el desarrollo en una forma de promover la sostenibilidad en las comunidades locales y mantener a la región fuera de los indeseables efectos socio-ecológicos del turismo de masas y el desarrollo ilegal a costa de los servicios de los ecosistemas de los humedales, como ha ocurrido en otras regiones a lo largo de la costa del Pacífico.

tsgd_3 tsgd_2
Desarrollo de bienes raíces ilegal cerca de la Laguna Sierpe en el Humedal Terraba-Sierpe (foto: Azur Moulaert-ECOTICOS) Los manglares del Golfo Dulce son afectados por la erosión excesiva y otras amenazas , además de la falta de un adecuado plan de manejo para su protección (foto: CAVU)

La estrategia de solución ARRIBA

tsgd_1
En la región Térraba-Sierpe el proceso de análisis social de multicriterio provocó el apoyo de las comunidades al Plan de Manejo que se encontraba en discusión al momento (foto: Proyecto Ecoticos)

En este contexto, la participación efectiva de la comunidad en la conservación se necesitaba en esta área para complementar los esfuerzos públicos y privados para la conservación de los humedales. Este compromiso se produjo en dos niveles: cabildeo comunal y acciones directas de conservación comunitaria. Un marco de referencia fue proporcionada por dos proyectos, ECOTICOS y MANGLE BENIN-, lanzados en agosto de 2008 y agosto de 2009, respectivamente, con el objetivo de mediar en los conflictos de gestión ambiental de la zona con un claro enfoque participativo.

En la región de Térraba Sierpe, ECOTICOS fortaleció el empoderamiento de las comunidades locales para implementar el Plan de Manejo del Humedal Nacional Térraba-Sierpe, a fin de sugerir los campos de acción para la planificación futura y permitir una planificación coherente de las propuestas de desarrollo. Este enfoque fue iniciado primeramente por las autoridades locales de conservación y, posteriormente, fomentado por el proyecto ECOTICOS. Un grupo de trabajo permanente fue creado, compuesto por 25 miembros, de los cuales 10 trabajan directamente para ACOSA y 15 son representantes de los actores locales de la región tales como representantes de los gobiernos locales, empresas, ONG, académicos y líderes locales. El Plan, aprobado en 2010, es válido por un período de 10 años. ECOTICOS apoyó este enfoque participativo a través del reconocimiento de la importancia de los servicios ecosistémicos producidos por el humedal. Esto se hizo a través de una combinación de valoración de ecosistemas y metodologías sociales de multicriterio,

tsgd_4
La estrategia en el Golfo Dulce incluyó a los niños de las escuelas locales en las actividades de reforestación comunitaria como actividad para aumentar su sensibilización (foto: Proyecto Mangle-Benin)

que permitió internalizar la idea de beneficios económicos de los humedales y para obtener las preferencias de los grupos de interés hacia los escenarios que incluían la existencia o la no-existencia del plan de manejo. Las preferencias apoyaron la aprobación del plan de manejo en el Consejo Regional de Conservación.

A diferencia de Térraba-Sierpe, importantes áreas de humedales en la zona del Golfo Dulce aún no están cubiertas por un plan similar. Por lo tanto, en el marco del proyecto de MANGLE-BENIN , las comunidades participaron directamente en actividades de conservación de sensibilización, educación, reforestación y monitoreo. Ellos se comprometieron a la conservación de este recurso a fin de obtener, por parte de los legisladores, la inclusión de estas áreas bajo la jurisdicción de los planes de manejo de áreas protegidas para el área de conservación. Ambos proyectos fueron llevados a nivel local y sus procesos se vieron facilitados por la presencia local de la Fundación Neotrópica, con su Centro de Estudios y Empoderamiento Comunal (CEEC) Alvaro Wille Trejos.

Estructura ECOTICOS ARRIBA
El marco de ECOTICOS se basa en la obra de Donella Meadows que se refiere a doce puntos de apalancamiento para el cambio de los sistemas complejos. El proyecto ECOTICOS adapta estos principios en un marco práctico titulado i) Palanca Técnica, ii) Palanca Institucional, y iii) Palanca conceptual y plantea que para promover la sostenibilidad es imprescindible trabajar dentro y fuera de los tres niveles. La palanca técnica (i) incluye toda la información sobre las herramientas a mano para encontrar soluciones para un problema concreto. La palanca institucional, (ii) se refiere a la necesidad de acuerdos institucionales apropiados que tienen que estar en su lugar para la aplicación de las diferentes herramientas; y, por último, la palanca conceptual (iii) implica que también debe haber un entendimiento común del conjunto, un concepto global que mantenga todo unido, e indique donde estamos ahora para que una decisión pueda ser tomada sobre dónde queremos ir desde aquí. Integradas en estas tres palancas están las dos piezas más importantes del rompecabezas: la educación y la comunicación entre todas las partes involucradas.

Estructura MANGLE-BENIN ARRIBA
El marco de MANGLE-BENIN se centra en el concepto de unidades de ejecución local (ULI). Estas son unidades locales de aplicación que combinan las mejores capacidades de las organizaciones locales, las ONGs y la experiencia de las autoridades locales para la aplicación efectiva de la estrategia de conservación en el campo compuesta por tres puntos: la educación y la sensibilización de la comunidad, la reforestación y monitoreo por parte de la comunidad, y cabildeo comunal.

tsgd_5